Algunos lugares que visitar en Bratislava

La pequeña ciudad de Bratislava, es la capital de Eslovaquia. Como dato curioso, la capital de Bratislava se encuentra a tan solo 40 kilómetros de la ciudad de Viena, en Austria.

La ciudad de Bratislava es un destino perfecto por el buen estado de conservación de su parte antigua. Bratislava es una ciudad pequeña, la cual podremos disfrutar en uno o dos días, y es una ciudad bañada por las aguas del famoso río Danubio.

¿Qué lugares podemos ver en Bratislava?

Bratislava
Bratislava

Comenzamos con el centro de la ciudad. El Palacio Primate

Se trata de un palacio del siglo XVIII y en la actualidad aguarda el ayuntamiento de la ciudad. Presenta una fachada más características de la cuidad, debido a su color rosado. En su interior encontramos bonitos jardines, espectaculares estatuas y una colección de retratos de los antiguos reyes.

Plaza Central o Plaza Mayor

Lugar de encuentro durante siglos, la plaza mayor alberga edificios muy característicos de Bratislava, como la famosa casa verde o el antiguo ayuntamiento. Esta plaza fue construida para albergar el mercado y el comercio de la ciudad, en la actualidad se instala el mercado de navidad y se realizan diversos eventos en ella.

Algo muy curioso que encontraremos en la plaza, son algunas de las famosas estatuas de bronce de Bratislava, muchas de las cuales están esparcidas por toda la ciudad. Entre ellas veremos el soldado de napoleón o el guarda del mercado, entre otras.

Mirador UFO

Mirador UFO
Mirador UFO

Uno de los instintivos de modernidad de la ciudad es el famosísimo Mirador UFO, construido en la época soviética, en el año 1972, este mirador alcanza los 95 metros de altura. Desde él podemos contemplar unas vistas espectaculares de la ciudad. Además, en la actualidad el mirador presenta un restaurante, es una oportunidad única para disfrutar de la gastronomía con unas vistas de 360 grados.

La iglesia azul de Bratislava. Iglesia St. Isabel

Iglesia St. Isabel
Iglesia St. Isabel

Construida a principios del siglo XX, presenta una fachada en tono azul claro que la caracteriza. Se encuentra situada fuera del casco antiguo de la ciudad, en la calle Bezručova. Esta iglesia contrasta con la ciudad por su estilo moderno y su torre azulada.

Puerta de San Miguel

La puerta de San Miguel es una de las cuatro puertas que se conservan de la muralla de la cuidad. Estas puertas custodiaban la entrada y salida de los visitantes de la ciudad antigua. La puerta de San Miguel es una de las más representativas ya que es una puerta-torre, original del siglo XIV. La torre consta de cuatro alturas, en su interior podremos contemplar un museo y las vistas de la calle Michalska.

En la actualidad, la puerta de San Miguel se encuentra en la calle Michalska, la cual es una de las calles más agradables para tomar algo en sus terrazas, esta calle conecta la parte moderna de la ciudad con la parte antigua.  

Catedral de San Martin

La catedral de San Martin, fue construida en el siglo XV, desde sus inicios la Catedral de San Martin, ha sido lugar de celebraciones importantes como las coronaciones de los antiguos reyes húngaros. Su torre principal ronda los 83 metros de altura, coronada por una figura de una corona sobre un almohadón.

Y, por último, el espectacular Castillo de Bratislava

Castillo de Bratislava
Castillo de Bratislava

Como en toda ciudad con pasado medieval, el castillo de Bratislava es uno de los lugares que no nos podemos perder. Situado en la zona más alta de la ciudad, encontramos uno de los castillos más bonitos que podemos contemplar, gracias a su excelente estado de conservación. Las vistas de la ciudad desde el castillo son espectaculares. Además, los jardines de estilo barroco y las estancias del castillo, no te dejaran indiferente.

Para despedirnos de Bratislava, el Río Danubio

Pero para despedirnos de la ciudad, que mejor que dar un agradable paseo al caer el sol por el famoso río Danubio. Realizar un agradable paseo por sus orillas, nos mostrará lo bonita y verde que es la ciudad.

En conclusión…

La característica ciudad de Bratislava presenta un encanto personal y muy característico. Lo más sorprendente, es el buen estado de conservación de sus monumentos y construcciones. Si deseas perderte por una pequeña ciudad con encanto, Bratislava puede ser tu destino perfecto.

Si deseas conocer otros fantásticos lugares, no te pierdas el siguiente artículo: Descubre la esencia de Córdoba