¿Cómo se escribe: llendo o yendo?

En la gramática española, buena parte de los errores ortográficos o de redacción ocurre por las palabras homófonas. Hoy en día, en un mundo donde nos comunicamos en gran medida a través de texto gracias al uso de las tecnologías, es prudente tener una buena ortografía y resolver esas dudas que aparecen en la gramática.

Dentro de los problemas frecuentes en gramática se encuentra precisamente la relación existente entre las palabras yendo y llendo. Es muy común que una persona se equivoque a la hora de escribir este tipo de palabra en un texto.

 ¿De qué manera se deben utilizar estas palabras? ¿Qué lógica hay que entender sobre estas palabras, tal como ocurre con las diferencias entre aya, allá, haya y halla?

Eso es precisamente lo que vas a descubrir en este artículo sobre gramática española. Así que sin más rodeos empecemos por la palabra yendo.

Yendo

La palabra yendo es una forma impersonal y en gerundio que se relaciona con el verbo “ir”. Por lo que es un verbo que se asocia con el desplazamiento, con el movimiento de algo específico de un lugar a otro. De ese modo es comprensible utilizar expresiones como:

  • El auto está yendo a una velocidad demasiado lenta.
  • Veo que yendo a pie llegaremos muy tarde.
  • Yendo a 50 kilómetros por hora, el águila viajo por el cielo.

Estos tres ejemplos dejan a la vista el modo de actuar que representa la palabra yendo. Sin embargo, no siempre representa propiamente la velocidad y desplazamiento de algo. Se habla de frases como “Me está yendo muy bien con las matemáticas”. En dicho caso, sí, existe una relación de movimiento, en tanto este define un progreso, una evolución.

Pero su razón de ser no está notable como los anteriores ejemplos. Otros ejemplos relacionados con lo progresivo, con lo evolutivo o con lo relativo de un lugar a otro son:

  • Seguramente, yendo hasta el auto encontremos la pieza que hace falta.
  • Está yendo a la universidad porque desea ser un gran escritor
  • Yendo de un lugar a otro y con tanta rapidez no encontrarás nada.

Llendo

Con la palabra llendo no existe ningún problema de gramática. O bueno, no lo tendrás desde el momento mismo en que entiendes que no es un verbo y que ni siquiera tiene participación alguna en el diccionario de la Real Academia Española.

Además, en términos prácticos tiene la misma funcionalidad que la palabra anterior. Solo basta con entender que ortográficamente no puede usarse, porque es una palabra que está mal escrita. De hecho, esto es lo mismo que ocurre con la palabra iendo, que intenta y sueña ser yendo.