Consejos para mantener una buena salud mental y emocional

Vivimos inmersos en la cultura del cuidado de nuestro cuerpo y del mantenimiento de conductas alimenticias saludables y equilibradas, tanto es así, que dicha cultura y conductas se han convertido en tendencias de lo más populares en el mundo actual. Las ya citadas tendencias y conductas son muy recomendadas para poder llevar un ritmo de vida sano y saludable. Pero, ¿no nos olvidamos de algo?

Muchas personas se centran en el cuidado de su cuerpo y descuidan el cuidado de su mente. Una mente sana y saludable es igual de importante que un cuerpo sano y saludable, es por este motivo que para poder tener un estilo de vida completo y sano, no debemos descuidar ni nuestra mente, ni nuestro cuerpo.

Imagen que representa el estrés del día a día
Imagen que representa el estrés del día a día

En general, tener una buena salud debe incluir, tanto un estado físico óptimo, como un estado mental de bienestar. Por lo tanto, realizar ejercicio de forma habitual, comer de forma equilibrada y cuidar nuestra mente, es lo que genera un estado de bienestar equilibrado, el cual nos permite disfrutar de nuestro día a día al máximo.

En este artículo intentaremos dar algunos consejos y recomendaciones para mantener una salud mental y emocional sana y saludable.

Descansar para mejorar nuestra salud mental y emocional

El descanso es fundamental para que nuestro cuerpo y nuestra mente puedan recuperarse de los acontecimientos que se producen en nuestro día a día. De la misma forma, durante el descanso reparador, tanto nuestra mente como nuestro cuerpo cargan pilas para preparase para el día siguiente y los acontecimientos venideros. Es recomendable realizar un descanso que ronde las ocho horas, para que permitamos a nuestra mente y cuerpo un correcto descanso y recuperación.

Activarnos para mejorar nuestro bienestar emocional y mental

El sedentarismo es uno de los males que afectan a nuestro día a día. Muchas veces por el estilo de trabajo o por ciertas costumbres o habitos, tendemos a llevar una vida sedentaria. Si realizamos ejercicio de forma regular ayudamos, tanto a nuestro cuerpo, como a nuestra mente, a reducir el estrés y ayudamos a que nuestro cuerpo segregue endorfinas. Las endorfinas aumentan nuestro estado de bienestar y ayudan a reducir un estado mental de estrés.

Alimentación saludable

Como hemos comentado anteriormente, la alimentación es algo que no podemos perder de vista. Una dieta equilibrada le otorga a nuestro cuerpo y a nuestra mente los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento. Debemos evitar el consumo de alcohol o de tabaco y aumentar el consumo de productos frescos y de temporada.

Distraete y ten una vida social saludable

Muchas veces lo que necesita nuestra mente es distraerse y relacionarse de forma saludable con nuestras amistades o simplemente dando un paseo agradable y tranquilo. En ocasiones, nuestra mente se siente agobiada con pensamientos recurrentes, los cuales pueden provocarnos estrés o una preocupación excesiva. Pues bien, mantener una buena y edificante conversación con amigos o realizar un poco de ejercicio puede ayudarnos a combatirlos. Es bueno mantener unas relaciones sociales saludables y de calidad, las relaciones sociales ayudan a nuestra mente a mantener nuestro bienestar y felicidad.

Date un capricho y diviértete

De vez en cuando, debemos dedicarnos tiempo a nosotros mismos, y este puede consistir en darnos un pequeño capricho (como puede ser darte un baño caliente, ir a un spa, recibir un reparador masaje o ver una comedia, entre el sinfín de posibilidades que podemos ofrecernos como capricho o divertimento), que es algo que nos aporta felicidad y descanso mental. Es muy importante que nuestra mente tenga momentos para relajarse y cuidarse, abstrayéndose así, de forma temporal, de las responsabilidades que pueden ocupar nuestros pensamientos.

Masaje y relajación
Masaje y relajación

Un consejo es utilizar una técnica, que aunque parece muy sencilla, puede convertirse en un aliado infalible para combatir esos momentos de estrés y agobio a los que nos llevan muchas de nuestras situaciones cotidianas. Dicha técnica no es, ni mas ni menos, que ver una película de risa varias veces a la semana y establecerlo como una rutina liberadora. Dedicarnos tiempo para nosotros mismos, a través del visionado de comedias nos ayudará a reírnos, relajarnos, desestresarnos y liberar la mente de los pensamientos negativos que nos ahogan en nuestro día a día.

Pensamientos recurrentes y como gestionarlos. Tu salud mental y emocional antes que nada

Pensamientos
Pensamientos

En muchas ocasiones, nuestra mente entra en un bucle de pensamientos recurrentes que debemos reconocer y aprender a gestionar. La gestión de nuestros pensamientos es muy importante a la hora de conservar un estado mental sano y de bienestar. Si observas que no puedes controlar ciertos pensamientos recurrentes, lo mejor es que acudas a un especialista que pueda ayudarte y enseñarte técnicas que te ayuden a desarrollar estrategias para controlar y sobrellevar esos pensamientos que no nos ayudan nada.

Objetivos claros y reales

Muchas veces nos frustramos, debido a que nos imponemos a nosotros mismos unos objetivos excesivos y poco reales. Esta claro que ponerse objetivos es algo que ayuda a nuestra mente a la hora de sentirse mejor y más relajada cuando los conseguimos. Por ello a la hora de establecer objetivos, debemos ser conscientes de que estos objetivos que nos planteemos deben ser claros y reales, para que no se conviertan en combustible de la frustración. Por ende, seamos realistas y seremos más felices.

Lo mejor es comenzar con pequeños objetivos y metas que podamos realizar y poco a poco ir superándolos para poder convertirlos en grandes objetivos que consigamos en el futuro.

Pide ayuda

Si observas que tus pensamientos se oscurecen y no encuentras la manera de poder afrontarlos, lo mejor y más recomendable es pedir ayuda. Muchas veces no conseguimos poner en marcha mecanismos para reducir el estrés o los pensamientos recurrentes que nos atormentan. Un buen amigo puede ser el compañero perfecto que te ayude y te aconseje.

Además, existen muchos especialistas que pueden ayudarnos a la hora de gestionar nuestras emociones y suministrarnos las herramientas necesarias y personalizadas que nos ayuden a fortalecer nuestra mente, pensamientos e inteligencia emocional, y conseguir así, un estado de bienestar mental óptimo y feliz. Si cuidamos nuestra mente, así como nuestro cuerpo, descubriremos como nuestro estado de bienestar mejorará y nos encontraremos en plenas facultades.

En conclusión…

Debemos dedicarle tiempo a nuestra mente, relajarnos y disfrutar de nuestro día a día. Relacionarnos con personas que nos aporten alegría, mantener una actitud positiva, mantenernos dinámicos y activos, y descansar adecuadamente. Todo lo anterior son solo algunas de las claves para que podamos llevar a cabo para conseguir un estado optimo de salud mental y emocional que nos aporte bienestar y felicidad.

Si deseas conocer los beneficios psicológicos de realizar deporte, no te pierdas el siguiente artículo: Beneficios psicológicos de practicar deporte