Consejos para proteger tu piel del sol este verano

Ya se acerca el verano y con él largas horas de exposición al sol. Aunque debemos proteger del sol nuestra piel durante todo el año, es en verano cuando somos más conscientes de los efectos que produce el sol en nuestra piel.

Aunque el Sol es necesario para cuidar nuestra salud y nos aporta infinidad de beneficios, debemos protegernos de una exposición excesiva. Para poder cuidar y proteger nuestra piel, es importante que tengamos presentes algunas cosas y consejos.

¿Qué son los rayos ultravioletas?

Son los rayos del sol (UV), que penetran en nuestra piel, provocando un envejecimiento prematuro y pudiendo llegar a dañar nuestro ADN. Son los rayos causantes de quemaduras, irritaciones y de la inmensa mayoría de los canceres de piel. Por lo que una exposición excesiva y sin protección puede ser nociva para nuestro cuerpo.

Siempre utilizar protección solar con filtros UVA y UVB

Antes que nada, siempre que vayamos a estar expuestos al sol debemos utilizar protección solar, aunque vayamos a estar en la sombra. Dicha protección nunca debe ser un factor inferior a 30, incluyendo filtros contra los rayos UVA, UVB y los infrarrojos A.

Imagen protector solar
Protector solar

Es importante que sepamos qué tipo de piel tenemos, es decir, si disponemos de una piel clara que tiende a quemarse o una piel oscura que no se suele quemar y tiende a broncearse. Es recomendable para saber qué tipo de protector solar es más correcto para nuestra piel. Nuestro médico podrá aconsejarnos en función de nuestro Fototipo de piel.

Consejos para proteger nuestra piel del sol

  • Elegir una crema solar, sin alcoholes, acorde con nuestro tipo de piel. Ponernos la crema protectora media hora antes de la exposición al sol y reponer la crema cada poco tiempo, sobretodo, cada vez que salgamos del agua, como en el caso de piscinas, mar, etc.
  • No tomar el sol, ni exponernos en exceso en las horas principales del día (12:00-16:00).
  • La sombra no nos protege del todo, tenemos que tener cuidado.
  • Mantén una dieta rica en Antioxidantes. Los Antioxidantes evitan la acción de los radicales libres. Además, vitaminas como betacaroteno (Zanahoria), actúa como fotoprotector interno incrementando la creación de melanina.
  • Bebe mucha agua, es importante mantener la piel hidratada.
  • Utiliza cremas solares con mayor protección (40 o 50) en zonas de montaña, playa o mar. Estas zonas reflejan las radiaciones y son más dañinas.
  • Niños menores de tres años no se les recomienda una exposición al sol.

En definitiva, para realizar una correcta protección solar y cuidar nuestra piel debemos combinar factores de protección física (evitar exposición excesiva, buscar protección en la sombra), protección química (protectores solares) y una alimentación rica en antioxidantes y vitaminas. Si mantenemos estos hábitos y consejos evitaremos daños en nuestra piel y un envejecimiento prematuro, disfrutemos del sol de una forma saludable.