Cuidados y consejos para nuestra garganta

En estos días tan fríos, nuestra garganta es la más afectada. Nuestra garganta es la principal vía de entrada de gérmenes e infecciones a nuestro organismo, por este motivo debemos mantenerla fuerte e hidratada.

A continuación, os presentamos algunas recomendaciones y consejos para ayudar a nuestra garganta en estos días fríos de invierno

Garganta
Garganta

Mantén tu garganta hidratada

Tanto en verano como en invierno, siempre debemos mantener hidratada nuestra garganta. Es recomendable beber cerca de 2 litros de agua al día. La hidratación es fundamental para nuestro cuerpo y, por lo tanto, para nuestra garganta. Beber agua, alguna otra bebida o tomar un caramelo, ayudará a nuestra garganta a mantener su mucosa hidratada y a protegerse frente a las infecciones.

Muchas veces, cuando nos despertamos, nos damos cuenta que sentimos la garganta seca, es conveniente beber un vaso de agua para recuperar la hidratación.

Mantén una higiene correcta

Es muy importante mantener una correcta higiene en nuestras manos. Mantener una buena higiene en nuestras manos, nos ayudará a evitar que podamos contagiarnos de gripes y resfriados durante la temporada de invierno.

Dieta sana y equilibrada

Llevar una dieta sana y equilibrada, nos ayudará a mantener el aporte de vitaminas y minerales necesarios para mantener un sistema inmune fuerte y sano.

Debemos evitar el tabaco y el alcohol

Algo muy dañino para nuestra garganta y nuestro cuerpo en general, es el consumo de tabaco y alcohol. Estos productos provocan gran deshidratación y la entrada de gérmenes y patógenos en nuestro organismo.

La miel es una aliada

Durante el invierno debemos mantener nuestras defensas en alerta constante, la miel es un aliado perfecto para nuestras defensas. La miel es un perfecto antiséptico y relajante para nuestra garganta. Cuando suframos tos o sequedad, tomar un poco de miel puede ayudarnos a curar e hidratar nuestra garganta.

Como consejo, en lugar de echar azúcar o sacarina en nuestro café o infusión, podemos echarnos una cucharadita de miel. De esta forma ayudamos a calmar y relajar nuestra garganta.

Protege tu cuello del frío

En esta época del año, el viento, el frío y la humedad, son grandes enemigos para nuestra garganta. Debemos mantener nuestro cuello resguardado de los cambios bruscos de tiempo y sobretodo del frío. Para ello, lo más práctico es acostumbrarnos a utilizar un fular, bufanda o un cuello que mantenga nuestra garganta protegida en épocas de frío.

¿Conoces los beneficios del tomillo? Si deseas conocer otros remedios naturales que nos pueden ayudar a la hora de cuidar y proteger nuestra garganta, no te pierdas el siguiente artículo: Beneficios, propiedades y contraindicaciones del Tomillo