Depura tu cuerpo con rábano negro y alcachofa

¿Qué es el rábano negro?

El rábano negro es una hortaliza perteneciente a la familia de las Brasicáceas, a la cual se le atribuyen infinidad de características medicinales depurativas y diuréticas. Esta raíz, de exterior oscuro e interior blanquecino, ha sido usada desde tiempos ancestrales para los fines medicinales previamente mencionados y muchos otros que describiremos en profundidad a continuación.

Principales beneficios del rábano negro

El rábano negro es:

  • Depurativo
  • Diurético
  • Antioxidante
  • Digestivo
  • Hepatoprotector
  • Vitamínico

Y la alcachofa, ¿Qué sabemos de ella?

A pesar de lo que piensa la gente, la alcachofa puede englobarse en el grupo de las verduras, pero más exactamente es una flor, perteneciente a un grupo concreto de flores, las inflorescencias. La alcachofa tiene características medicinales, entre las que destacamos las diuréticas y depurativas, entre muchas otras.

Otros beneficios de la alcachofa

La alcachofa tiene alto contenido en:

  • Agua
  • Hidratos de carbono
  • Vitaminas
  • Minerales

La combinación del rábano negro y la alcachofa: 6 beneficios que los hacen esenciales en nuestra dieta.

La combinación de ambas potencian las características diuréticas y depurativas antes descritas. Pero encontramos otros beneficios que describiremos a continuación:

  • Diuréticos y Depurativos: ambos ayudan a la eliminación de toxinas que nuestros cuerpos no necesitan y que se almacenan en gran medida en el filtro natural del cuerpo, el hígado.
  • Beneficiosas para el hígado: podrían ser consideradas hepático-friendly, ya que como hemos apuntado anteriormente, depuran toxinas al ser diuréticas y eliminar las mismas a través del aparato excretor, mayoritariamente a través de la orina.
  • Ayudan a digerir las grasas: ayudan a la asimilación y digestión de las grasas. Incluso se utilizan en algunas dietas de adelgazamiento por sus características diuréticas, depurativas y por favorecer la digestión de grasas.
  • Ayudan a la digestión: además son beneficiosas en el proceso de la digestión, favoreciéndola debido a sus beneficios hepáticos y biliares.
  • Reducción de triglicéridos y el colesterol: parece ser que además reducen el almacenamiento innecesario de las grasas que no son beneficiosas para nuestro cuerpo.
  • Mineralizadas e hipocalóricas: tienen muchos minerales beneficiosos para el cuerpo y además son bajas en calorías, lo que como hemos apuntado anteriormente, hacen que sean aliados perfectos para incluirlos en procesos de pérdida de peso.

Como las podemos ingerir

Desde zumos de alcachofa o zumos de rábano negro, pasando por incluirlos en nuestras dietas de múltiples formas, hasta preparados que contienen ambos elementos que podemos encontrar en herbolarios, parafarmacias y farmacias.  Pero siempre es recomendable que cuando vayamos a hacer uso de los mismos consultemos con un profesional médico.

Alguna contraindicación

Debemos tener precaución si padecemos hipertensión o diabetes, ya que podemos encontrar algunas contraindicaciones tales como:

  • Hipertensos: son verduras y hortalizas muy ricas en sodio, lo que no es beneficioso si tenemos la tensión alta o descompensada.
  • Diabéticos: cuidado con los carbohidratos que puedan contener, aunque normalmente no suelen generar problemas en este colectivo e incluso pueden llegar a ser beneficiosas para el mismo, nunca está de más ser precavidos.