Descubriendo Cracovia: cosas que podemos hacer, ver y visitar en Cracovia

Cracovia es una de las ciudades más grandes de Polonia, con un número de habitantes que roza los 800.000.  Circundada por el rio Vístula es una ciudad que es enclave cultural sin igual, con una arquitectura imponente y con atracciones turísticas que no dejaran impasible a aquellos turistas y visitantes que decidan perderse por sus polacas calles.

Reloj Cracovia
Reloj Cracovia

Además, de por todo lo anterior, el viajero que decide viajar a Polonia y a sus múltiples destinos destaca sobre todo la amabilidad de sus gentes, que es, sin lugar a dudas, uno de los tesoros polacos más preciados.

Las cosas más significativas que podéis hacer, ver y visitar en Cracovia os las explicamos en el siguiente artículo.

Las minas de sal de Wieliczka

Las minas de sal de Wieliczka se encuentran a 14 kilómetros al sur de Cracovia. Las minas de sal de Wieliczka llevan abiertas al público desde 1722, y hoy en día son una de las atracciones turísticas más importantes de toda Polonia y más concretamente de Cracovia. Esta mina está llena de túneles y de cámaras, las cuales se extienden a lo largo de 300 km distribuidos en 9 niveles. La parte más profunda de la mina se encuentra a una profundidad de 327 metros bajo tierra.

Museo de las vidrieras

Este museo no es nada estático, ya que nos permite ser testigos y apreciar el trabajo de los vidrieros que crean este arte vítreo. En este museo-taller podemos apreciar más de 200 vidrieras.

Se pueden hacer visitas turísticas cada hora, las cuales nos pasearan por las distintas vidrieras y trabajos de este museo-taller y además podremos ser testigos de la creación de alguna vidriera que este en producción en el mismo.

Castillo Wawel

Castillo Wawel
Castillo Wawel

Este castillo tiene un efecto mesmérico en el viajero que tiene la oportunidad de visitarlo. En este castillo podemos apreciar infinidad de estilos arquitectónicos y artísticos que van desde el románico al barroco.

El castillo Wawel ha sido residencia de los reyes polacos desde el siglo XIII al XVII, pero desde el 1940 este castillo pasó a formar parte de los museos de la ciudad. En el podemos apreciar pinturas sin igual, tapices increíbles y tesoros de armería que solo encontraremos en Wawel.

La plaza del mercado

Plaza del mercado
Plaza del Mercado

La plaza del mercado de Cracovia es una de las plazas medievales más grandes de Europa. La plaza del mercado de Cracovia ha sido el centro de la vida comercial, administrativa y social de la ciudad desde mediados del siglo XIII.

Esta gran plaza mide 200 por 200 metros, y esta circundada por edificios medievales en tonos  pastel. Además, la plaza está presidida por la torre gótica del ayuntamiento, construida en el siglo XIII, toda una belleza europea que no nos podemos perder.

El palacio Krzysztofory

El palacio Krzysztofory es un edificio de gran belleza y elegancia de la ciudad de Cracovia. Este palacio fue construido en el siglo XIII y ha alojado a familias adineradas de la ciudad.

Hoy en día los visitantes pueden visitar la belleza interior del palacio donde podrán ser testigos de maquetas, exhibiciones y de la belleza del mismo.

El museo nacional de Cracovia

El museo nacional de Cracovia alberga más de un millar de piezas de arte, aquí el viajero podrá apreciar miles de piezas de arte polaco, así como de arte internacional que se van extendiendo a lo largo y ancho de las salas del museo.

Algo curioso que podemos ver en este museo son los uniformes militares, que también están expuestos en las distintas estancias del museo.

El parque Planty

 Parque Planty
Parque Planty

En el 1820 las fortificaciones que envolvían la ciudad antigua fueron desmanteladas. En vez de estas fortificaciones se decidió plantar jardines de tipo inglés que le concedieron a la ciudad un cinturón floral que hace de este parque una localización de gran belleza.

La basílica de Santa María

Santa María
Santa María

La basílica de Santa María fue construida en donde antes se encontraron otras iglesias. Esta basílica tiene gran importancia y renombre en la ciudad de Cracovia.

Sus vidrieras son dignas de dejarnos caer por esta basílica, estas juegan con la luz que las atraviesa, tiñendo el interior de la basílica de infinidad de colores que nos proporcionaran instantáneas magnificas.

En resumen

Todo esto y mucho más, son las cosas que podéis visitar en Cracovia, esta ciudad del sur de Polonia donde lo mejor de la misma serán las experiencias vividas en sus calles, cafés, museos y parques, pero sobre todo, la interacción con su magnífica gente, que es sin lugar a dudas, el verdadero tesoro de Polonia.

Si deseas conocer otros lugares fantásticos, no te pierdas el siguiente artículo: Liubliana, que ver en la capital de Eslovenia