Diferencias y cuando usar cayo, callo y calló

Las palabras cayo y callo, como todas las que puede derivarse de estas, demuestran que lo fantástico de todo un idioma es el modo en que sus palabras pueden tener distintos significados. Se tratan palabras, que por ser homófonas, es decir, que suenan igual, pueden dar pie a confusiones y errores en materia gramatical.

Si eres de los que te apasiona tener una excelente ortografía y tienes dudas sobre el uso de las distintas palabras como cayo, cayó, callo y calló, entonces este artículo es para ti. Por eso, para que puedas tener claro, el significado que representa cada una de estas palabras, comenzaremos a describirlas.

Significados derivados de las palabras cayo y callo

Cayo: en este caso se habla de un tipo de islas pequeñas, a menudo consideradas como raras y arenosas.

Cayó: se trata de un verbo. Un verbo que esta descrito en tercera persona del singular. Representa a “caer”.

Callo: hace referencia a una dureza que obtiene la piel por diversas razones. Suele presentarse en la zona de los pies o dedos de las manos.

Calló: es una palabra que representa al verbo “callar”. Es un verbo anunciado en la tercera persona del singular.

Ahora vamos a ver algunos ejemplos, para que podamos entender por completo cuando debemos usarlas

Uso de cayo

En el caso de cayo, al no tener la tilde, se hace referencia a un sustantivo. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española, se trata de islas dotadas de mangle. Las más comunes se encuentran en las Antillas y el golfo de México. Algunos ejemplos serían:

  • La playa de ese cayo es muy hermosa.
  • Nada mejor que disfrutar de las vacaciones que en un cayo de San Andrés.
  • Una playa con aguas cristalinas es lo que encontrarás en ese cayo.

Uso de cayó

Un verbo fácil de conjugar en las oraciones de gramática:

  • Al profesor de le cayó el libro al llegar al auto.
  • Cayó en la trampa y ahora esta enjaulado el ratón.
  • Quien cayó en este lodo permaneció durante veinte minutos.

Callo

  • De tanto trabajar con esa pala sus manos quedaron llenas de callos
  • Con el paso del tiempo, el uso de dicho zapato le genero un callo
  • Los callos representan una zona dura en la superficie de la piel

Calló

Finalmente, tenemos acceso a otro verbo fácil de conjugar en gramática:

  • Se calló en cuanto fue declarado inocente.
  • El perro ladró tan fuerte que el niño se calló de inmediato.
  • El profesor se calló al visualizar la exposición de los alumnos.