Dublín, ocho cosas que disfrutar…

Normalmente, cuando viajamos a una ciudad no tenemos mucho tiempo para poder verla y apreciar cada uno de sus rincones. Cuando viajemos a Dublín, podemos apreciar la vida enérgica de esta ciudad irlandesa en pocos días. !Pero, eso si! Si nos organizamos bien y establecemos cual pueden ser las cosas que podemos hacer y ver, en esta joya de las tierras de Irlanda, donde el verde, su estilo arquitectónico y la amabilidad de sus gentes, es más que una seña de identidad y pasa a ser uno de los mejores tesoros, descubrimientos la verdadera esencia que nos aguarda en esta isla europea llamada Dublín.

En este artículo, a pesar de que mostraros solo ocho cosas que  podemos hacer o visitar en la capital de Irlanda, os queremos mostrar esas cosas que nos harán que volvamos a casa con la sensación de haber vivido la verdadera experiencia irlandesa.

Un paseo por Dublín

Ayuntamiento de Dublín
Ayuntamiento de Dublín

Dublín es una pequeña gran ciudad, esto quiere decir que es una ciudad cosmopolita llena de gente distinta con culturas muy diversas, pero es una ciudad que es muy cómoda para el peatón, ya que las distancias no son muy grandes. Perderse por las calles de Dublín nos proporcionará momentos de gran belleza e inesperados, desde encontrarnos con los distintos mercados o monumentos que se extienden por la ciudad, como toparnos con el ayuntamiento de la ciudad. Esto, a lo mejor no estaba en nuestro itinerario original, pero sin lugar a dudas nos ayudara a vivir la experiencia del Dublín más puro y menos turístico.

Si nos decidimos a adentrarnos en el precioso ayuntamiento de la ciudad, tendremos a nuestra disposición una infinidad de guias turísticos, que nos darán información de la historia que se encuentra albergada en este emblemático edificio, tanto en sus muros como dentro de ellos.

Trinity College

Biblioteca Dublín
Biblioteca Dublín

Una visita que no nos podemos perder, una vez estemos en Dublín, es la visita al Trinity College. Esta universidad tiene un campus que se puede visitar de forma gratuita, ya que es un campus público y abierto a todo tipo de visitantes. Una vez dentro, y si queremos sacar el mayor jugo a nuestra visita al Trinity College, os recomendamos que contratéis uno de los múltiples recorridos turísticos hechos por los estudiantes de la universidad, los cuales os explicaran todos los entresijos, historias y rumores de la misma.

Los tours del Trinity College comienzan en las zonas verdes del campus y suelen durar de 30 a 40 minutos.

El Trinity College fue fundado en 1592, por la reina Isabel I, para los estudiantes masculinos protestantes.

No podéis abandonar la universidad sin pasaros por su increíble biblioteca, es una biblioteca que no os dejara indiferentes y en la que podréis retomar el aliento después de un largo día de turismo. Esta biblioteca ha sido usada como escenario en múltiples películas, apareciendo en varias de las películas de la archiconocida saga Harry Potter.

ST. Stephen Green

Después de visitar la parte más intelectual de la ciudad, podemos dar una vuelta por uno de los parques más bonitos y emblemáticos de la ciudad que es ST. Stephen Green. Este oasis natural dentro de la ruidosa Dublín, es todo un placer para los sentidos y un punto de relajación, encuentro, actividad y música. ST. Stephen Green, se convierte es un espacio multidisciplinar y una visita obligada en la preciosa ciudad esmeralda que es Dublín. En este parque podremos disfrutar desde un momento de picnic relajante en familia, hasta de un concierto de música en la calle con amigos.

La fábrica de Guinness o Guinness Storehouse

Guinness Dublín
Guinness Dublín

Hay que retomar fuerzas, celebrar y brindar por visitar esta maravillosa ciudad que es Dublín. Bebamos y dejémonos embriagar por las notas tostadas y el sabor amargo de la preciada Guinness.

La Guinness Storehouse se convierte en una de las prioridades del viajero que visita Dublín. Este edificio construido en el año 2000, tiene forma de vaso y muchos se refieren a él como la pinta más larga del mundo. El edificio se compone de 7 plantas dedicadas a esta cerveza emblemática irlandesa.

La cerveza Guinness se ha producido de la misma forma y procedimiento desde el año 1569. Los ingredientes de esta cerveza son Yeast (levadura de cerveza), Hops (lúpulo) y agua.

O’Connell Street

O’Connell Street es una de las calles más emblemáticas y con más historia y momentos históricos de la ciudad, los cuales han conformado el pasado y el presente de la capital irlandesa.

Aquí podemos encontrar el General Post Office (La oficina de correos), donde comenzó la guerra de independencia irlandesa en el 1960. Incluso hoy en día los viajeros pueden ser testigos de los agujeros de bala y diferentes tipos de metralla que se encuentran en las paredes y columnas del edificio.

The Spire

The Spire o monumento de la luz no tiene grandes connotaciones históricas, es una gran lanza brillante que alcanza una altura de 120 metros, situada en O’Connell Street.

The Brazen Head

Una vez dejemos la parte intelectual e histórica de la ciudad a un lado, podemos visitar The Brazen Head , el cual es uno de los pubs más antiguos de Irlanda, donde podremos deleitarnos con la gastronomía cárnica de la tierra, aderezada con tragos de cervezas y sidras irlandesas ¡todo un manjar!

The Temple Bar District

Temple Bar
Temple Bar

Temple Bar es el barrio de ocio por antonomasia. Temple bar es un barrio excéntrico lleno de bares, tiendas de segunda mano y música. Por ello es un barrio céntrico lleno de música, pubs y fiesta. En él nos podemos relajar y disfrutar de las horas más nocturnas, después de un largo día de turismo por Dublín.

Por tanto, Dublín nos embriagara con su historia, arquitectura y parques de gran belleza, pero serán sus gentes, bares y tabernas las que nos harán volver a visitar esta ciudad maravillosa de la isla esmeralda que es Irlanda. Brindemos en Dublín, al ritmo de su música celta y con los tonos tostados de su más importante bebida, la Guinness.

Si deseas conocer otros fantásticos lugares, no te pierdas el siguiente artículo: Londres: que ver en la capital británica