Estas son las partes del ojo humano

En materia de anatomía, muchas personas coincide (y seguramente tu también lo estarás) en que la vista es uno de los sentidos más fascinantes y esenciales de la vida del ser humano. El ojo humano representa el órgano que nos permite contemplar la belleza del mundo, la realidad que vivimos.

Existen datos bastante sorprendentes sobre lo que supone el ojo humano y su anatomía. El primero de ellos es precisamente que cuentan con más de 125 millones de bastones. Estos bastones, son células fotorreceptoras que permiten que podamos reconocer los colores.

Esa cifra tan sorprendente es la que nos permite identificar más de 10 millones de colores. Aunque, por supuesto, la capacidad de reconocimiento de estos colores depende de nuestro propio cerebro. Mientras tanto, de acuerdo a un estudio, la capacidad del ojo humano equivale a lo que son 576 megapixeles en una cámara fotográfica.

La esencia del ojo humano y su estructura

Sobre la anatomía del ojo humano se ha escrito e investigado muchísimo. Cada vez son más los descubrimientos que se realizan sobre este órgano del cuerpo humano. No sobra decir que en sí mismo, los ojos son órgano considerado como universal, en tanto está presente en la mayoría de los seres vivos del planeta.

Pero, ¿Cómo logra el ser humano percibir la realidad a través de los ojos? ¿Cuáles son las partes que se estructuran en el ojo humano para permitir disfrutar del don de la vista? En este artículo resumimos a grandes rasgos, las partes más importantes del ojo.

Córnea: esta estructura es la capa redonda y transparente que otorga la superficie del ojo. La misión de la córnea es darle blindaje al iris, logrando así que la luz se filtre.

Esclerótica: representa toda la zona blanca del ojo. Su misión es proteger a todos los demás elementos al interior del ojo. Es como si fuese el telón que esconde todo el mecanismo secreto que tiene el ojo humano.

Iris: el iris es mientras tanto, lo que otorga el color a la pupila del ojo. Gracias a ella se puede regular la intensidad de la luz.

Pupila: es el punto negro ubicado en el núcleo mismo del ojo humano. En la anatomía del ojo, al igual que ocurre con el iris, la pupila se ensancha o reduce su tamaño de acuerdo a la luz. Al regular esto, se puede lograr una apreciación mejor de la realidad.

Por ejemplo, cuando existe poca luz, el iris decide ensancharse. De ese modo la pupila filtrará una mayor cantidad de luz a la retina.

Retina: de manera metafórica, la retina se presenta como el telón en el que se refleja lo que observas. Es un tejido sensible a la luz y es el que se hace cargo de transferir lo observado al cerebro.