Las virtudes y beneficios de caminar

Dejar de lado el sedentarismo es una tarea más fácil de lo que la gente puede llegar a pensar. Caminar es un aliado implacable contra el estilo de vida sedentario, ya que es un deporte con infinidad de beneficios. Estos beneficios son múltiples y variados, comenzando por su baja lesividad, pasando por la movilización de los tejidos, hasta llegar, como algunos estudios universitarios indican, a retrasar los temidos síntomas de enfermedades mentales degenerativas.

Beneficios de caminar

Pareja caminando
Pareja caminando

Las personas que son físicamente activas mejoran su memoria verbal y aprendizaje. Caminar favorece la secreción de endorfinas, además de la liberación de sustancias químicas encargadas de la salud cerebral y el estado del bienestar. Caminar es beneficioso para el crecimiento y la salud cardiovascular y de los vasos sanguíneos.

Beneficios en nuestra salud visual

Caminar también favorece la salud  visual-. Caminar puede ayudar a prevenir el glaucoma (el cual se produce por un incremento en la presión ocular) aliviando la tensión y presión del ojo, evitando así posibles daños en el nervio óptico. The glaucoma research foundation aconseja camina al menos 30 minutos al día, ya que este ejercicio de baja intensidad favorece la corteza visual encargada del proceso de imágenes en nuestro cerebro.

Salud cardiovascular

Además caminar ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Caminar es muy efectivo para reducir enfermedades cardiovasculares, reduciendo los niveles de colesterol en sangre, lo cual favorece la circulación sanguínea y por ende el transporte de oxígeno, nutrientes y excreción de desechos.

Mejora nuestra capacidad pulmonar

Respirar aire puro
Respirar aire puro

Esta práctica favorece el aumento de la capacidad pulmonar. Caminar es una actividad aerobica, esto quiere decir que aumenta la inclusión de oxígeno en el torrente sanguíneo y ayuda a la excreción de desechos. Es genial para tus pulmones al favorecer una respiración más profunda. Pasar tiempo al aire libre haciendo un ejercicio aeróbico favorece la respiración e incluso puede afectar de forma positiva a nuestro sistema inmune.

Ayuda a nuestro páncreas

Andar puede ser beneficioso para el páncreas. Esta práctica puede prevenir la diabetes y todas aquellas enfermedades asociadas a problemas cardiovasculares. Al caminar creamos un uso más eficicente de  los azucares y de su asimilación del torrente sanguíneo, así como de las excreción de los desechos sobrantes.

Mejora la digestión y regula las deposiciones

Además, tonifica los músculos y es un aliado eficaz para bajar de peso. Caminar puede ser combinado con intervalos y rutinas algo más complejas. Al ser un ejercicio de bajo impacto combinarlo con otras rutinas siempre será un acierto, ya que caminar no implica un sobre esfuerzo que produzca las tan temidas agujetas. Todo esto favorece la movilización de tejidos y desplazamiento de los mismos,  manteniendo dichos tejidos más jóvenes, móviles y flexibles.

¿Qué ocurre con nuestros huesos, músculos y articulaciones?

Favorece huesos y articulaciones más fuertes. Caminar favorece la movilidad articular, además de la densidad ósea, lo que evita las  engorrosas fracturas. Desarrollar huesos más fuertes puede prevenir enfermedades asociadas a los huesos, como puede ser la osteoporosis.

Paseando personas mayores
Paseando

Prevenir dolor de espalda. Caminar contribuye a una mejor circulación sanguínea dentro de las estructuras de la espina dorsal y la columna  bombeando nutrientes importantes a los tejidos blandos. Además con ello haces que tu columna sea más estable y favorece los músculos encargados del soporte vertebral.

Caminar ayuda a aclarar la mente

Persona caminando
Persona caminando

Nos proporciona una mente más en calma. Caminar de 30 y 40 minutos al día puede mejorar ciertos trastornos mentales  leves asociados con la depresión. Favorece el estado de bienestar mental a través de la secreción de endorfinas, cortisol y adrenalina. Muchas veces la musculatura o la estructura ósea pueden doler no solo porque estén en mal estado, si no por falta de las sustancias encargadas del bienestar corporal y mental.

La carga y descarga de nuestro cuerpo nos ayuda a dormir mejor

Estimula el proceso carga- descarga. Este proceso consiste en vaciar nuestro cuerpo bien de energía durante el día, para favorecer la recarga nocturna a través de un sueño reparador.

caminar ayuda a dormir mejor
Caminar ayuda a dormir mejor

Caminar de forma regular favorece el sueño. Justamente por este proceso de carga y descarga caminar puede favorecer el sueño. Caminar de 5 a 10 km al día favorece los procesos de ensoñación y las distintas fases del sueño.

Frecuencia, intensidad y tiempo…

La frecuencia y la regularidad de esta rutina es algo muy importante.

La Intensidad  del ejercicio debe variar dependiendo de la condición física de la persona que lo vaya a hacer. De 2 a 3 km diarios estará bien para comenzar (deberás poder hablar mientras caminas) Cuando esto sea posible hablar mientras caminar deberéis ir aumentando la intensidad para seguir beneficiándoos de la práctica de caminar.

El Tiempo 30 minutos al día debería ser el objetivo mínimo, lo que equivaldría a unos 6000 pasos al día.  

Hazlo con amigos…

amigos caminando
Amigos caminando

Esto te ayudará a darle más regularidad, y además os podréis poner al día de las distintas vicisitudes y cosas positivas de vuestro día a día.

Entrenador personal…

Algunas personas deciden hacerlo con un entrenador personal para darle mayor rigor y seriedad, ya que invertir algo de dinero ayuda a algunas personas a comprometerse con la nueva rutina que quieren implementar en sus vidas, dándole un carácter de mayor obligatoriedad.

En conclusión…

Como hemos visto son muchos los beneficios que nos aporta el hecho de caminar diariamente, con solo treinta o cuarenta minutos, podemos conseguir evitar el sedentarismo y poder disfrutar de todos los beneficios que nos ofrece esta práctica. Evitemos el sedentarismo y comencemos dando unos pasos diarios. Recordar utilizar un calzado adecuado y cómodo.

Caminar es una práctica que solo ofrece beneficios, pero como siempre os decimos antes de comenzar cualquier práctica o rutina de ejercicio consultad con vuestro medico, para que os aconseje de la forma más personalizada posible.

Si estáis interesados en descubrir los beneficios de la manzana os dejamos este artículo: Los beneficios de la manzana para nuestra salud