Lisboa, que ver en una ciudad con historia

La gran Lisboa, conocida como la ciudad de las 7 colinas, es la ciudad más grande de Portugal y, por supuesto, su capital. Se encuentra situada en la desembocadura del río Tajo. Lisboa es una capital cargada de historia que podremos observar paseando por sus callejuelas. Su ubicación, clima, arquitectura y gastronomía hacen de Lisboa un destino perfecto para escaparnos unos días y contemplar esta fantástica ciudad.

Sin más dilación, os contamos algunos lugares imprescindibles que podéis visitar si pasáis por Lisboa.

Torre de Belem

Torre de Belem
Torre de Belem

La fantástica Torre de Belem se encuentra situada a orillas del río Tajo y fue construida durante el siglo XVI, como fortaleza y puerto. Aunque con el paso del tiempo sus funciones fueron cambiando de fortaleza a prisión, posteriormente a faro y, por último, a un centro de recaudación de impuestos para la ciudad. En el año 1983 fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Se encuentra en el barrio de Santa María de Belem.

Monasterio de los Jerónimos

Monasterio de los Jerónimos
Monasterio de los Jerónimos

Cerca de la Torre de Belem encontraremos el majestuoso Monasterio de los Jerónimos. Dicho monasterio fué construido durante el siglo XVI, de estilo Manuelino (estilo arquitectónico portugués) y también fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año 1983. Se encuentra ubicado en el barrio de Belem. El nombre del monasterio es debido a que en los primeros años fue la residencia de la Orden de los Jerónimos.

Monasterio de los Jerónimos. Bóveda
Monasterio de los Jerónimos. Bóveda

Algo que te dejará asombrado son sus más de 300 metros de fachada, su iglesia y su espectacular claustro.

El Museo Nacional de Arqueología se encuentra ubicado en una de las alas del monasterio, en él se encuentra la colección de arqueología más importante del país. Os dejamos un enlace a la página oficial del Museo Nacional de Arqueología, por si deseáis echar un vistazo.

Barrio de Alfama

Se trata de uno de los barrios más típicos de Lisboa, situado en la base del castillo de San Jorge. Este antiguo barrio de pescadores nos aporta la esencia pura de la antigua Lisboa. Si paseamos por sus empinadas y estrechas callejuelas, es muy probable que escuchemos algún fado.

Además, en el Barrio de Alfama, podremos encontrar el famoso Panteón Nacional y el mirador das portas do sol, donde podremos observar las fantásticas vistas que nos ofrece de Alfama.

Catedral de Lisboa

Catedral Lisboa
Catedral Lisboa

La Catedral de Lisboa se encuentra en el Barrio de Alfama, fue construida en el siglo XII, sobre una antigua mezquita. La Catedral de Lisboa consiste en uno de los edificios religiosos más importantes de la ciudad y más antiguos. Ha sido restaurado y modificado en varias ocasiones, en la actualidad lo componen varios estilos arquitectónicos, aunque sigue predominando su estilo Románico. Sus dos torres y el espectacular rosetón os muestran la majestuosidad de la construcción, es uno de los pocos edificios que soportó el famoso terremoto que asoló Lisboa en 1755.

Castillo de San Jorge

Castillo de San Jorge
Castillo de San Jorge

El famosísimo Castillo de San Jorge, construido en el siglo VI y situado en la colina de San Jorge, es una de las auténticas maravillas arquitectónicas de Lisboa. Desde la torre de Ulises podremos contemplar unas espectaculares vistas de la ciudad y del río Tajo.

Barrio de la Baixa

El Barrio de la Baixa es uno de los barrios más céntricos y emblemáticos de la ciudad, reconstruido en el siglo XVIII, tras el gran terremoto de Lisboa. Sus calles y grandes avenidas están llenas de monumentos y plazas llenas de vida. Además, se trata de uno de los barrios con mayor número de restaurantes y tiendas de la ciudad. En él podremos encontrar plazas tan importantes como: la Plaza de los Restauradores, Plaza de Figueira, Plaza del Comercio y la Plaza de Rossoio. Si paseamos por su pequeña avenida de la Libertad, podremos contemplar las flamantes construcciones que la forman.

Elevador de Santa justa

Elevador de Santa justa
Elevador de Santa justa

Es una visita imprescindible subir al elevador de Santa Justa, construido en el año 1902 con un estilo neogótico. Se trata de uno de los reclamos turísticos de la ciudad y cuenta con dos ascensores que nos elevarán a sus 45 metros de altura, donde encontraremos una terraza. El elevador conecta la zona de La Baixa con Chiado. En la zona de Chiado podremos observar las ruinas del antiguo convento de Carmo.

Barrio Alto

Una de las zonas que menos duerme de la ciudad es el Barrio Alto. En él podremos encontrar infinidad de bares donde podremos tomar algo y divertirnos. Se trata de una de las zonas de moda donde podremos ir de tiendas y encontrar las últimas tendencias. Además, el Barrio Alto de Lisboa también tiene una buena oferta de restaurantes.

Los tranvías

Tranvías Lisboa
Tranvías Lisboa

No podíamos despedir Lisboa sin hablar de lo más emblemático que vamos a encontrar, sus famosos Tranvías. Recorrer las calles en uno de sus tranvías, es algo que nos hará sentir la esencia de la ciudad.

Algunas de las rutas de los tranvías más recomendadas son:

  • Tranvía E28, Martim Moniz a Campo Ourique (Prazeres). Atraviesa la zona de Graca y Alfama.
  • Tranvía E15. Algés a Praça Figueira. La ruta de este tranvía nos conecta el centro de la ciudad con la zona de Belem.

En conclusión…

No os perdáis la oportunidad de disfrutar de los famosos pasteles de Belem, en uno de los miradores de la ciudad, mientras contempláis las fantásticas vistas que nos ofrece esta histórica metrópoli.

Si estas de paso por Portugal, no te pierdas el siguiente artículo: Oporto, que ver en una ciudad con encanto

Tags : Europa