Motivos por los que aparecen granitos en las nalgas

Los granitos que aparecen sobre la piel se producen por diversas razones y sobre todo se da en la época de la adolescencia, cuando aparece el acné en el rostro. Sin embargo, antes de esta etapa es posible que aparezcan granos en otras zonas del cuerpo.

Y precisamente, los granitos en las nalgas suponen uno de los fenómenos más recurrentes, que suelen presentarse en todas las edades de la vida. Los mismos bebes padecen de esta molestia que produce un gran picor y el fuerte deseo de rascar la superficie, dada la irritación que se produce.

En el caso de los granitos de las nalgas existen varias razones por las que aparecen, debido a que la superficie de esta zona del cuerpo está dotada de grandes unidades de lo que se denominan folículos-sebáceas. Gracias a ello, se pueden generar las denominadas pápulas y pústulas.

En qué influye la aparición de granitos en las nalgas

Entre los factores a tener presente de porqué se genera este problema en la piel, se encuentran aspectos que van desde la sudoración y la mala higiene de la persona, hasta llegar al uso de ropa muy ajustada. De hecho, existe una fuerte correlación entre cada uno de estos aspectos.

Por ejemplo, si utilizas una prenda interior de poca transpiración, como son los bañadores, entonces se genera una mayor sudoración. Esta sudoración se traduce a sí mismo en la acumulación de bacterias en la zona, desatando así una mala higiene.

Mientras tanto, igual que ocurre con el acné en la edad de la adolescencia, el tener una alimentación muy mala, saturada de grasas influye en la aparición de los granitos. Alimentarte de comida rápida y golosinas es malo para todo y favorece la aparición de granitos.

Los nombres técnicos de los granitos, según los dermatólogos

Cuando un granito aparece sobre la superficie del cuerpo, este es categorizado de acuerdo a sus dimensiones, su color, la irritación que ofrece, entre otros aspectos. Los nombres oficiales y dermatológicos de los problemas que existen sobre estas enfermedades son muy amplios.

Algunos de dichos nombres van desde la dermatitis de contacto al sarpullido, pasando por la tiña, el herpes genital, la dermatitis atópica, la candidiasis y el liquen escleroso. Son nombres diversos que solo los dermatólogos saben relacionar con el granito en el momento de estudiarlo de cerca.

También se habla de la foliculitis, que se trata de la inflamación producida por bacterias en torno al vello de la piel. El dermatólogo tiene la experiencia suficiente para saber qué medidas tomar para afrontar la aparición del granito, ya que claramente resulta algo molesto.

Molesto porque es una irritación que produce picor, obligando a la persona a rascarse. Pero también porque a la hora de sentarse o realizar ciertas actividades durante el día, siempre sentirá la presencia del problema, lo que se torna molesto, hasta que llega el fin del problema.

Afrontando los granitos de las nalgas

En el caso de que llegues a padecer de este problema, el consejo clave es mantener una buena higiene en la zona del granito, como también hacer uso de lociones tópicas, siempre y cuando sean las recomendadas por el mismo dermatólogo.

Más allá de eso, lo importante es evitar el deseo de rascarse, ya que esto puede lastimar la zona, intensificando el daño que ya está representando el granito. Esto puede complementarse con el uso de prendas más transpirables, tanto en ropa interior como también en lo referente a pantalones o faldas.

El factor de no frotar la superficie siempre será importantísimo. Esto se debe principalmente a que al rascarte corres el riesgo de migrar el problema a otra zona del cuerpo. Además, los dedos quedarán infectados con este problema, lo que podría traer otras enfermedades.