Praga: la ensoñadora Bohemia

Praga, capital de la República Checa, es una de las ciudades de centro Europa que no nos podemos perder. Presenta un centro histórico, patrimonio de la Humanidad, que nos retrotrae a una época medieval. La mezcla de estilos de sus calles nos muestran las distintas influencias que han contribuido, a lo largo de los siglos, a la creación de una ciudad tan especial. Quedarás impresionado con la magia y el encanto que desprende la ciudad.

Una de las zonas con más encanto de Praga es, la Ciudad Vieja (Stare Mesto) y su plaza, antiguo punto neurálgico de la época medieval y actual centro histórico de la ciudad.

Dicha Plaza fue centro geográfico de la ciudad vieja, así como, centro neurálgico de la misma. Esta se encuentra entre la Plaza de Wenceslao y el Puente de Carlos. La plaza, además, se encuentra rodeada de callejuelas, en las que puedes sumergirte en la esencia medieval de la ciudad.

¿Qué podemos ver en la plaza de la ciudad vieja de Praga?

  • Ayuntamiento de la ciudad vieja. Se trata del antiguo ayuntamiento de la ciudad, que fue utilizado con este fin hasta el siglo XVIII. En la actualidad, se utiliza como centro cultural. Lo más impresionante es la Torre del Ayuntamiento, construida en 1.364 de arquitectura gótica, con un reloj astronómico, construido en 1410. Si quieres contemplarlo y ver su mecanismo, debes subir al mirador de la Torre. Además, podrás contemplar la panorámica de la ciudad antigua, es algo muy recomendable.
Imagen Reloj Ayuntamiento
Reloj Ayuntamiento
  • Templo de Tyn (Catedral de los Burgueses). La iglesia de nuestra señora de Tyn, se encuentra algo escondida entre las fachadas de las casas de la plaza vieja. Pero si miramos al cielo podemos contemplar sus dos torres rasgando las nubes. Su historia se remonta más de 10 siglos, comenzó siendo una pequeña capilla del siglo X. Posteriormente, se construyó la iglesia de estilo gótico y algo después el interior, que se reconstruyo en estilo barroco debido a que sufrió un incendio. Rodea la iglesia para poder contemplar su esplendor, no te dejará indiferente.
Iglesias de nuestra señora de TYN
Iglesia de Nuestra Señora de Tyn
  • Monumento a Jan Hus. Este es un monumento especial. El mismo hace homenaje al reformista Checo, Jan Hus, el cual fue quemado en la hoguera por herejía en 1414.
  • Palacio de Golz Kinsky. Se trata de uno de los palacios más bonitos que podemos encontrar en Praga, su fachada y majestuosidad no te dejarán indiferente.
  • Las fachadas de los edificios señoriales que rodean el perímetro de la plaza no te dejaran indiferente. Algunas de las fachadas son auténticas obras de arte.

Un recorrido por la historia

  • Torre de la Pólvora. Se trata de la última torre, de las 13 que se construyeron para crear la fortificación de la ciudad en el siglo XIII. De estilo gótico, podemos subir para contemplar las vistas.
Imagen Torre de la Pólvora
Torre de la Pólvora
  • Barrio judío y su cementerio. Podemos visitar sus seis Sinagogas, el Ayuntamiento y el Monasterio de Santa Inés. Pero la visita fundamental, es una vuelta por su antiguo cementerio, no te dejará impasible. El barrio se encuentra muy cerca de la Ciudad Vieja.
Imagen Cementerio Judío Praga
Cementerio Judío Praga
  • Puente de Carlos. Este puente fue fundamental para la unión de la ciudad en el siglo XIV. Este conecta la Ciudad Vieja con la Ciudad Pequeña, que estaban divididas por el río Moldava. El puente está decorado con 30 estatuas majestuosas.
Imagen puente de carlos
Puente de Carlos

Ciudad Pequeña. Malá Strana

Se trata de una de las zonas más antiguas de la ciudad y se encuentra bajo el castillo de Praga. Fundada en el año 1257, conserva la esencia de su historia, su estilo barroco y un gran número de palacios, iglesias y casas señoriales dignas de visitar. Una vez en la ciudad pequeña, debemos ver:

  • Plaza de la Ciudad Pequeña de Praga. Lugar donde se ubicaba el mercado desde el siglo X. Presenta la impresionante Iglesia de San Nicolás o Kostel sv. Mikulase. Una de las obras más impresionantes del Barroco, se inició en el año 1673 de la mano de los jesuitas. Presenta una gran cúpula y un espectacular campanario. Es una joya digna de admirar y visitar.
  • Columna de la Peste. Monumento para agradecer el fin de la epidemia que ataco la ciudad durante dos años, dedicada a la Santísima Trinidad, su altura es de unos 20 metros.
  • Palacio Sternberg. Obra de construcción laica del Barroco, que actualmente contempla la Galería Nacional.
  • Palacio Liechtenstein. Uno de los mas grandes palacios de estilo Barroco. Actualmente, es la Sede del Conservatorio de Música de la Escuela de Arte Dramático.
  • Palacio Kaiserstein. Fue construido en el año 1404 y en la actualidad es un teatro.
  • Casa del León Dorado. Una de las pocas casas renacentista de la ciudad pequeña.
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria o Iglesia del Niño Jesús de Praga. La iglesia es una zona de peregrinación para adorar la pequeña escultura del Niño Jesús.
  • Isla de Kampa. Se trata de una de las islas urbanas más bonitas de Europa.

Cogemos fuerzas para recorrer todo lo que nos ofrece el castillo más grande del mundo

Castillo de Praga. Debido a la majestuosidad del castillo debemos dedicar bastante tiempo en recorrer y contemplar todo lo que nos ofrece. Se trata del castillo más grande del mundo, construido en el siglo IX. El castillo se encuentra constituido por una gran variedad de construcciones, comunicadas por calles y callejuelas.  

  • Catedral de San Vito. Se comenzó su construcción en el año 1344 y se terminó en el siglo XIX. Debido al tiempo transcurrido en su construcción, la catedral presenta varias influencias de distintos estilos. Sus vidrieras son espectaculares. Sus torres muestran la grandiosidad de la construcción. Además, si deseamos subir a la torre podremos contemplar las vistas de la ciudad vieja y la ciudad pequeña.
Imagen Catedral de San Vito
Catedral de San Vito
  • Callejón de Oro. Pequeñas casitas de colores que dan forma a un pequeño callejón donde antiguamente se ubicaban los orfebres.
  • Antiguo Palacio Real. Construido sobre los restos de un palacio románico, comenzó su construcción en el siglo IX. Fue la residencia de los reyes Checos hasta el siglo XVI. La parte más interesante es su Sala Gótica de Vladislav.
  • Basílica y Convento de San Jorge. Es la iglesia más antigua que se encuentra dentro del castillo. Construida en el año 920, posteriormente se amplió con la incorporación de la abadía de la orden Benedictina.
  • Torre Daliborka. Antigua cárcel de la ciudad.
  • Torre Negra. Torre para los presos deudores, eran presos más privilegiados. Se denominó torre negra debido a un incendio.
  • Torre blanca. Era la torre donde se encarcelaba a la nobleza.
  • Torre de la Pólvora. Torre donde realizaban sus prácticas alquimistas.
Imagen Río Moldava
Paseo en Barco. Río Moldava

Como habréis podido observar, Praga es una ciudad plagada de historia que nos sorprende en cada rincón de sus calles y callejuelas. No podéis iros de Praga sin dar un paseo en barco por el río Moldava, al atardecer.

Si os interesa conocer otros lugares tan especiales como Praga, os recomendamos que le echéis un vistazo al siguiente artículo: El norte de Italia y las tres ciudades que no te puedes perder

Tags : Europa