Que no te puedes perder en Budapest

Budapest se ha convertido en un destino obligatorio para aquellos viajeros que están interesados en visitar grandes monumentos, disfrutar de una rica gastronomía y poder descansar en sus más de 115 manantiales naturales de la ciudad.

Budapest se trata de una ciudad dividida por el flamante río Danubio y formada por la unión de tres históricas ciudades. En la parte occidental del Danubio nos encontramos a Óbuda (vieja Buda) y Buda, mientras que en la parte oriental encontramos a Pest. La unión de estas tres ciudades formó la actual Budapest, capital de Hungría, conocida como la perla del Danubio.

Imagen Budapest Danubio
Budapest Danubio

Se trata de una de las ciudades más bonitas del centro europeo y merece mucho la pena perdernos por su calles y contemplar la arquitectura y encanto que ofrece.

Visitas imprescindibles si visitas Budapest

Parlamento de Budapest

Imagen Parlamento Budapest
Parlamento. Budapest

El Parlamente de Budapest es una visita obligada cuando nos encontramos en la ciudad. Se trata de uno de los Parlamentos más grandes del mundo. Su construcción comenzó en el año 1884 y duró hasta el año 1902. Construido a orillas del gran Danubio, en el distrito V de la ciudad, consta de una altura de más de 115 metros, con más de 690 habitaciones y 268 metros de longitud. Es una maravilla de estilo neogótico. Al visitar su interior quedarás maravillado de su majestuosidad.

Zapatos en el Danubio

Zapatos en el Danubio. Budapest
Zapatos en el Danubio. Budapest

Zapatos en el Danubio se trata de un espectacular monumento en homenaje a los judíos asesinados durante la segunda guerra mundial. Se encuentra muy cerca del Parlamento en la misma orilla del Danubio y la imagen que muestra la posición de los zapatos desgastados en su orilla te dejará helado.

Puente de las cadenas

Imagen puente de las cadenas Budapest
Puente de las cadenas. Budapest

El puente de las cadenas, es uno de los puentes más antiguos de la ciudad, que une las ciudades de Buda y Pest. Se trata de una obra de arte de la ingeniería que comenzó su construcción en el año 1839 y terminando 10 años después. Fue considerado uno de los puentes más largos cuando se construyó. El nombre de puente de las cadenas es debido a que se trata de un puente colgante, que en lugar de llevar cables de tensión, lleva eslabones de una cadena.

Mercado Central

Imagen Mercado Budapest
Mercado. Budapest

Se trata del mercado cubierto más grande de la ciudad, fue construido a finales del siglo XIX. Durante la segunda guerra mundial su estructura quedó dañada y durante años el mercado fue perdiendo esplendor. A principios de la década de los 90 el mercado cerró sus puertas y fue declarado en ruinas. Tiempo después fue totalmente restaurado y en la actualidad vive un espléndido apogeo. No podemos visitar Budapest y no perdernos por la infinidad de las calles del Mercado Central.   

Castillo de Buda

Imagen Castillo Buda. Budapest
Castillo Buda. Budapest

El Castillo de Buda se trata de otra de las joyas de la ciudad. Antiguamente, era conocido como Palacio Real o Castillo Real, debido a que fue la residencia de los Reyes de Hungría. Situado en una colina Várhegy, el Castillo fue construido durante los siglos XIII-XIV, con un estilo tardogótico. Pero el castillo ha sufrido múltiples ampliaciones y renovaciones, con diversos estilos a lo largo del paso de los siglos. Durante la segunda guerra mundial, el castillo fue tremendamente dañado y se reconstruyo con un estilo neoclásico. En la actualidad el Castillo alberga la Galería Nacional y el Museo de Historia de Budapest.

Bastión de los Pescadores y la Iglesia de Matías

Bastión de los Pescadores.
Bastión de los Pescadores.

En la zona del Castillo nos encontramos con fantásticas obras arquitectónicas como el Bastión de los Pescadores y la Iglesia de Matías.

El Bastión de los Pescadores nos muestra una de las mejores vistas de la ciudad de Pest. Su construcción data del año 1902, con un estilo neogótico y neorrománico. Consta de 7 torres que conmemoran las siete tribus que fundaron Hungría. Es sin duda el mejor mirador de la ciudad, si subís al atardecer podréis contemplar la iluminación de la ciudad, es una imagen preciosa.

La Iglesia de Matías o la Iglesia de Nuestra Señora, construida entre los siglos XIII y XV, se trata de la iglesia católica más importante de la ciudad donde se casaron algunos de los antiguos reyes de Hungría. La iglesia ha sufrido múltiples transformaciones y estilos, en la actualidad presenta un estilo neogótico.

Avenida Andrássy y la Ópera de Budapest

La Avenida Andrássy de Pest es un paseo por una de las Avenidas principales de la ciudad, la invaden monumentos, tiendas, restaurantes y un sinfín de lugares que no te dejaran indiferente y paseando por ella podrás contemplar la grandiosidad de la ciudad. Pero la Avenida Andrássy se guarda un As en la manga cuando llegamos a la majestuosa Ópera de Budapest. La Ópera de Budapest es un edificio que muestra el estilo neo renacentista de la ciudad. Su construcción comenzó en el año 1875, de la mano del emperador de Austria Francisco José I. Es una obra arquitectónica digna de admirar, si tienes la opción de poder disfrutar de una obra en su interior, quedaras maravillado. Se trata de una de las Óperas mejores del mundo y con mejor acústica.

Váci Utca

Como hemos comentado anteriormente, la grandiosidad de la Avenida Andrássy, ahora os mostramos la calle empedrada Váci Utca. Una calle peatonal llena de encanto, donde encontraras multitud de tiendas y bares. Se trata de una calle llena de vida desde la cual puedes acceder al Mercado Central. Es una de las zonas más de moda de la ciudad.

Basílica de San Esteban

Basílica de San Esteban.
Basílica de San Esteban.

La Basílica de San Esteban es la catedral de Budapest, con una cúpula que ronda una altura de 96 metros, se trata del edificio religioso más grande de la ciudad. Su construcción comenzó en el año 1851 y terminó casi medio siglo después. Fue construida en un estilo neoclásico y en su interior guarda la gran reliquia de la ciudad, Santa Diestra, la mano momificada del Rey Esteban I, primer rey de Hungría. Podemos subir a una de sus torres y contemplar las fantásticas vistas que ofrece de la ciudad.

Termas y el Parque Varosliget

Parque de la ciudad.
Parque de la ciudad.

Budapest es conocida por sus fantásticos manantiales naturales, con sus aguas con temperaturas comprendidas entre 20 y 80 grados. Consta de más de 115 manantiales por toda la ciudad. Os recomendamos que después de un largo día de visitar grandes obras arquitectónicas y patear la ciudad, os dediquéis unas horas a zambulliros en uno de su fantásticos e históricos manantiales. Os recomendamos el fantástico Balneario Szécheny y cuando salgáis podéis visitar el Castillo de Vajdahunyad, situado en el Parque Varosliget, un castillo de ensueño, muy cerca del Balneario Szécheny. Parque Varosliget es el parque de la ciudad y no os dejará indiferentes, con el castillo Vajdahunyad, podréis pasear por el parque, contemplar el lago e incluso alquilar una barca. Una zona donde respirar profundo y relajarnos.

En conclusión…

No os podéis perder una visita por la fantástica capital de Hungría, Budapest. Se trata de una ciudad que nos cautivó y nos muestra la grandiosidad que la personaliza.

Si estáis interesados en conocer otras ciudades europeas, no perdáis de vista el siguiente artículo: ¿Que ver en Ámsterdam? Lugares imprescindibles

Tags : Europa