Que ver en Río de Janeiro, la ciudad de las maravillas

Con sus playas de arena blanca, sus increíbles montañas y su más que pintoresco puerto, Río de Janeiro es conocida como la ciudad de las maravillas. Orientada hacia el Atlántico, la segunda ciudad más larga de Brasil ha sido bendecida con un enclave privilegiado con una increíble localización, debido a la naturaleza y orografía por la que está rodeada. Este enclave es una de las cosas que atrae a cada vez más turistas cada año.

Durante la época del carnaval, Río de Janeiro se llena de música y disfraces, lo que también la hace altamente atractiva para aquellos viajeros con ganas de experimentar esta atmosfera única en el mundo.

Asé es que ¿Qué podemos ver en esta increíble ciudad que es Río de Janeiro? Os invitamos a leer el siguiente artículo para saber todas las maravillas que podemos ver en esta increíble ciudad. Echemos un vistazo a la lista que os mostramos a continuación. 

Playa Barra da Tijuca

 Playa Barra da Tijuca. Río de Janeiro
Playa Barra da Tijuca. Río de Janeiro

Esta playa limpia y de belleza sin igual, es además una de las más limpias e increíbles de la ciudad. Esta playa atrae a menos turistas que las famosas Ipanema o Copacabana, pero sus aguas están mucho más limpias que la de las otras dos playas. La playa de Barra da Tijuca atrae a muchos amantes de las playas, pudiendo encontrar en las misma a mucho Kite surfersdisfrutando de las olas de esta playa. La zona que rodea a la playa de Barra da Tijuca es una de las zonas más jóvenes de la ciudad, ya que fue construida hace no mucho más de 30 años.

El Barrio de Lagoa

El Barrio de Lagoa, no es solo una de los barrios más exclusivos de Río de Janeiro, sino que además es uno de los barrios más caros de América del sur. Además alberga un gran lago llamado, Lago Rodrigo de Freitas. El camino de alrededor de 6 km que rodea el algo, es sin duda un lugar mágico para corredores y ciclistas, además de para aquellos que quieran disfrutar de una tarde de relax en sus cafés al aire libre, donde podrán deleitar al paladar con uno de las joyas de Brasil, su inimitable café.

El estadio Maracaná

estadio Maracaná
Estadio Maracaná

El futbol es sin lugar a dudas el deporte de Brasil, y por extensión también es el deporte rey en Río de Janeiro. Todo ello convierte al estadio de Maracaná en uno de los puntos más importantes y emblemáticos de la ciudad de Río. Este estadio era capaz de albergar, en sus inicios, allá por el 1950, a 200.000 espectadores, pero su capacidad se vio reducida debido a cuestiones de seguridad. Aun así, sigue siendo uno de los estadios más grandes de América del sur e incluso del mundo.

Parque nacional de Tijuca

El parque nacional de Tijuca es uno de los bosques urbanos más grandes del mundo. Este parque nacional cubre una gran extensión de terrenos montañoso y hace que Río de Janeiro sea una de las ciudades más verdes del mundo. Los turistas pueden hacer senderismo por el parque y disfrutar de las increíbles vistas que él mismo ofrece desde el pico más alto del parque, cuya visión panorámica de la Bahía de Guanabara y de la ciudad no tienen comparación.

En el parque nacional de Tijuca hay alrededor de 9 millones de árboles, además de otras cosas que podemos visitar, como son sus cascadas, la iglesia rosa Mayrink y el Corcovado o Cristo redentor.

El Barrio de Lapa

Situado en la zona de centro de Río de Janeiro, el Barrio de Lapa fue, durante un tiempo, considerado el Barrio rojo de la ciudad. Hoy es uno de los distritos más vibrantes y vivos de la ciudad, lleno de música en directo y bares. El Barrio de Lapa es el lugar perfecto para quedar con amigos y tomarnos unas caipiriñas, que son el coctel nacional y que normalmente están hechas de azúcar de caña, cachaça (cachaza o ron de caña) y lima.

El jardín Botánico

Jardín Botánico. Avenida Palmeras
Jardín Botánico. Avenida Palmeras

En Río de Janeiro, situado al oeste del Barrio de Lagoa, el jardín botánico que alberga más de 8.000 especies de plantas. Este maravilloso jardín fue construido alrededor del 1800 y dentro del mismo podemos encontrar avenidas de interminables palmeras. Además, podemos disfrutar de más de 600 especies de orquídeas, de un jardín japonés, nenúfares y un museo dedicado a la flora del lugar.

El Pan de Azúcar

Pan de Azúcar. Río de Janeiro
Pan de Azúcar. Río de Janeiro

Elevándose 396 metros por encima de la Bahía de Guanabara, desde una península, el Pan de Azúcar de Río de Janeiro es un monolito de cuarzo y granito que es sin duda parte del skyline de Río. El visitante tendrá que coger dos funiculares para llegar a la cima del mismo, pero las vistas merece la pena y son sobrecogedoras. Los turistas deben saber que los funiculares salen cada 20 minutos desde la base de la colina de Babilonia.

La playa de Ipanema

Playa de Ipanema
Playa de Ipanema

Uno de las playas más famosas de Río de Janeiro debido a la canción de bossa nova de la chica de Ipanema, que se popularizo alrededor de los años 60.

La playa de Ipanema año tras año es considerada una de las mejores playas a nivel mundial, debido a su belleza natural y a su igualmente positivo ambiente.

La playa de Ipanema está muy bien organizada y estructurada en diferentes sectores. Estos sectores están delimitados según las intenciones que tenga el turista para con su día de playa. Si el objetivo es relajarnos o practicar algún deporte, deberemos ir a un sector o a otro, pero bien es cierto que Río es una ciudad amable, asimismo sus playas, y por lo tanto los turistas seremos bienvenidos en cualquier sector de la playa del que queramos disfrutar.

Copacabana

Copacabana
Copacabana

La playa de Copacabana es mucho más vibrante que Ipanema, siempre hay un partido de futbol o de voleibol del cual podemos ser testigos. Además, podremos disfrutar de su paseo marítimo de más de 4 kilómetros, circundado de hoteles y edificios de viviendas que no tienen nada que envidiar a muchos rascacielos de las grandes urbes el mundo.

El Corcovado o Cristo Redentor

Corcovado
Corcovado

Uno de los monumentos más famosos del mundo, el Cristo Redentor fue construido en el año 1922, sobrevolando la ciudad de Río de Janeiro, desde la cumbre del pico corcovado a 711 metros de altura. La estatua con sus brazos extendidos vigila con serenidad a la ciudad. El Cristo Redentor es una estatua de estilo art-deco y es, dentro de sus estilo, una de las estatuas más grandes del mundo.

Podemos coger un tren vertical para subir a la base de la cumbre, para después tener que subir cientos peldaños hasta llegar a la estatua. Hoy en día, podremos usar escaleras mecánicas y ascensores para hacer el camino más corto y accesible a todo tipo de personas.   

En conclusión…

Como hemos visto, Río de Janeiro es merecidamente llamada la ciudad de las maravillas, no solo por su encanto natural, sino que además por el encanto de sus gentes, monumentos y cocina. Visita la ciudad CaRíoca, ya que no te defraudará.

Si estas interesado en otras de las ciudades más espectaculares del mundo, no te pierdas el siguiente artículo: Buenos Aires. Que ver en esta gran ciudad de Argentina

Tags : América