Salud

Tonsilolitos: Causas, síntomas y tratamiento

Tonsiolitos, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué son los tonsilolitos?

Las amígdalas forman parte de nuestro sistema inmune filtrando tanto los microorganismos, como las bacterias o los virus y otros gérmenes nocivos. Cuando alguno de estos patógenos intenta invadir el cuerpo a través de la boca o la nariz, las amígdalas los absorben para impedir su entrada.

En algunos casos, el contacto con los gérmenes puede ocasionar que las amígdalas se infecten y el paciente llegue a tener las amígdalas inflamadas, algo que médicamente se conoce como amigdalitis.

La amigdalitis no se debe confundir con las piedras en las amígdalas, médicamente conocidas como tonsilolitos (aunque mucha gente los llama erróneamente tonsiolitos) y la infección que provocan conocida como tonsilitis.

Los tonsilolitos o cálculos amigdalinos están causados por sales cálcicas o una combinación con otras sales minerales que quedan atrapadas en las criptas (o cráteres) de las amígdalas palatinas. Estás sales cálcicas se denominan cáseum, que es una masa pastosa de color blanco, beige o amarillento. Las criptas parecen bolsillos en la superficie de las amígdalas, algo que se conoce también como amígdalas cripticas o criptas amigdalinas.

tonsilolitos o piedras en las amigdalas

Hay varios factores por los que alguien puede desarrollar piedras de amígdalas, comprender las causas puede ayudar a la prevención y el tratamiento de esta condición. Los cálculos amigdalinos pueden afectar a cualquiera, suelen aparecer como manchas blancas, beige o amarillentas, en la superficie de las amígdalas, generalmente no causan ningún daño físico aunque a veces los síntomas resultan muy irritantes para el paciente.

Tonsilolitos: Causas de aparición

Las piedras en las amígdalas no son muy comunes, las razones principales que causan su aparición son:

  • Pobres hábitos de salud oral e higiene dental: es importante cepillarse bien los dientes y no olvidar limpiar la lengua después de cada comida.
  • Los residuos de la acción de las enzimas en los alimentos retenidos, pueden provocar capas de bacterias alrededor de las partículas de alimentos que luego se atrapan en las criptas de las amígdalas palatinas o criptas amigdalinas.
  • Las bacterias orales.
  • La hiperfunción de las glándulas salivales.
  • La secreción de mucosidade
  • Leucocitos (glóbulos blancos) muertos.
  • Fumar sin filtro.

Síntomas

Una persona que padece de piedras en las amígdalas, puede que experimente alguno o varios de los siguientes síntomas:

  • Mal aliento o halitosis, es un primer indicador de los tonsilolitos.
  • Dificultad al tragar, un síntoma que se experimenta a menudo, si un paciente está sufriendo de la formación de piedras en las amígdalas.
  • Grumos sólidos de material blanco denominado cáseum que se forman en la parte posterior de la garganta.
  • Sensación de que algo está atorado en la garganta.
  • En algunos casos se experimenta dolor del oído.
  • El dolor de la garganta y molestias, sobre todo en la zona donde las anginas se infectan, es otro síntoma común.
  • Inflamación de las amígdalas causada por una infección debida a las piedras en las amígdalas.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de lo grandes que sean los tonsilolitos y del grado de molestias, que le causan al paciente. Si los cálculos amigdalinos son asintomáticas, es posible, que no se necesite ningún tratamiento especial.

Remedios caseros para curar las piedras en las amígdalas

Gárgaras con agua salada

Las gárgaras con agua salada pueden ayudar. Hervir el agua con dos cucharadas de sal de mesa, cuando la solución se vuelva tibia hacer gárgaras con la misma. Repita este remedio como 3 veces al día, para aliviar el malestar. Este remedio es también eficaz para el tratamiento de las anginas inflamadas.

Gárgaras con vinagre de manzana

Además del agua salada, también puedes realizar gárgaras con vinagre de manzana. Gracias a su acidez te ayudará a eliminar las piedras en las amígdalas. Para ello llena un vaso con la mitad de agua y la mitad de vinagre de manzana y haz gárgaras de dos a tres veces al día. Un buen momento sería después de las comidas antes de lavarte los dientes.

Masticar ajo

El ajo es un antibacteriano natural y es una buena forma de luchar contra las bacterias que provocan las piedras en las amígdalas. Aunque el sabor sea un poco fuerte, es un gran aliado para prevenir la aparición de los tonsilolitos o para ayudar a su eliminación.

La forma más efectiva sería masticar una cabeza de ajo varias veces al día, de esta forma el tratamiento será más eficaz. Para prevenir futuras apariciones estaría bien que introdujeras el ajo crudo como parte de tu dieta, como acompañamiento de ensaladas, pimientos, etc. Además de darle un toque de sabor a tus comidas, estarás cuidando tu salud.

Extraerlas con ayuda de hisopos

Algunas personas usan los picos o los hisopos, para desalojar los cálculos amigdalinos sin embargo, es recomendable que consulte con su médico antes de optar por este método.

eliminación de tonsilolito mediante un hisopo

Tratamiento médico contra la tonsilitis

Si está sufriendo de fiebre o experimenta dificultad al tragar, es necesario pedir ayuda médica. Es probable que el médico le recete antibióticos y pastillas anti-inflamatorias. Suele ser un tratamiento de 10 días de uso de antibióticos para deshacerse de la infección. En casos extremos si a una persona se le hace imposible tragar la comida, porque tiene las amígdalas inflamadas, junto con piedras en las amígdalas, la pueden hospitalizar  y administrarle líquidos por vía intravenosa.

Extirpación de amígdalas, tratamiento quirúrgico

La cirugía se realiza, cuando el paciente ha sido tratado por las piedras en las amígdalas sin resultado durante largo tiempo, o si muestre síntomas extremos. Es más común la aparición de tonsilolitos en los pacientes, que padecen de amigdalitis continua. En estos casos, la cirugía conocida como amigdalectomía se utiliza como el último recurso, ya que la extirpación de las amígdalas, significa en realidad la eliminación de una parte de nuestro sistema inmune. Este procedimiento proporciona un alivio permanente al paciente, que ha estado sufriendo de las amígdalas inflamadas y de las piedras durante largo tiempo.

Consejos de prevención

Para aquellas personas que sufren de amigdalitis con frecuencia, recomendamos algunas medidas preventivas, como:

  • Evitar comer alimentos que puedan provocar dolor de garganta. Estos suelen ser alimentos ácidos, fríos, grasos o fritos.
  • Además se deben tratar las infecciones de la garganta o de la nariz lo antes posible, para evitar que se infecten las anginas.
  • El buen cepillado de la boca y de la superficie de la lengua, también puede reducir las posibilidades de una infección por bacterias.

Todas estas medidas reducen también el riesgo de la aparición de las piedras en las amígdalas.

Le hemos detallado unas de las opciones de tratamiento para la prevención de los tonsilolitos. Sin embargo, le recomendamos que busque ayuda médica lo antes posible, si experimenta síntomas severos.

Esta página utiliza cookies para sugerirte anuncios personalizados. Puedes obtener más detalles sobre ellas aquí y en nuestra política de privacidad. ACEPTO