Vitaminas para fortalecer nuestro sistema inmune

En los tiempos que vivimos, el clima cambia constantemente, pasamos del frío al calor y viceversa. Estos cambios de tiempo, tan inesperados, pueden afectar a nuestras defensas, frente a esto, está en nuestra mano mantener unas defensas fuertes, sanas y eficientes que nos protejan de las inclemencias del tiempo y de agentes externos nocivos para nuestro organismo.

Os contamos algunos consejos para aumentar nuestro aporte de vitaminas y ayudar a fortalecer nuestras defensas

Una dieta equilibrada

Alimentos naturales
Alimentos Vegetales

Somos lo que comemos y tenemos la gran suerte de que la dieta mediterránea es una de las más saludables, debido a su variedad y a los increíbles ingredientes que la componen. Por tanto, para mantener unas defensas fuertes, debemos mantener una dieta equilibrada que nos aporte las vitaminas, proteínas, minerales y aminoácidos esenciales necesarios para que nuestra salud, y por ende, nuestras defensas salgan beneficiada de esta magnífica dieta.

Un poquito de ejercicio

Mens sana in corpore sano debe ser uno de nuestros mantras para favorecer uno de nuestros bienes más preciados que es nuestra salud. Lo ideal para mantener nuestro cuerpo y nuestra mente en forma es practicar ejercicio de forma regular y con carácter moderado. Cuando realizamos ejercicio segregamos endorfinas, fortalecemos nuestros músculos y ayudamos a nuestro cuerpo y al sistema excretor a la hora de eliminar toxinas.

Beber al menos dos litros de agua

La hidratación es fundamental
La hidratación en fundamental

Algo fundamental para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo es la hidratación. Una hidratación correcta ayuda a nuestro cuerpo en la eliminación de toxinas y mejora de nuestra digestión. Mantener un cuerpo hidratado favorece lo que hemos comentado anteriormente, así como muchas otras funciones de nuestro organismo. Lo ideal es consumir un mínimo de dos litros de agua al día para mantener nuestros niveles de hidratación óptimos, aunque ese consumo dependerá de otros muchos factores.

Alimentos ricos en antioxidantes

Tomar alimentos ricos en antioxidantes ayuda a nuestro cuerpo a deshacerse de los famosos radicales libres. Los radicales libres son esos elementos que en nuestro organismo, en un nivel excesivo, pueden ser perjudiciales. La vitamina E es una de las vitaminas que más nos ayuda a luchar contra los radicales libres. Esta vitamina se puede encontrar en abundancia en gran variedad de frutos secos.

Arándanos
Arándanos

Además, existen algunos alimentos con gran fama en la lucha contra dichos radicales ya que poseen un fuerte poder antioxidante. Estos afamados alimentos son:

  • Frutos Rojos, los arándanos son ricos en antioxidantes.
  • Alcachofas, espinacas, brócoli y remolachas.
  •  Té verde.
  • Tomate.
  • Ajo.
  • Canela.

Estos son solo algunos de los alimentos que poseen un alto contenido en agentes antioxidantes, de una gran lista que podréis ver, descubrir y conocer en otros artículos escritos para esta publicación.

Un poco de sol

El sol, en exceso puede ser perjudicial, pero disfrutar de un poco de sol por las mañanas ayuda a nuestro cuerpo a la hora de generar la famosa Vitamina D. El sol con mesura se convierte en un gran aliado ya que como hemos comentado genera la beneficiosa vitamina D, la cual nos ayuda a absorber mejor el calcio, que es un mineral fundamental para mejorar la salud de nuestros huesos, favoreciendo su formación, recuperación y la salud de los mismos.

Aumenta tu vitamina A

La vitamina A es una de las vitaminas que más ayuda a nuestros anticuerpos, así como a fortalecer nuestras mucosas (que son barreras de nuestro cuerpo que evitan la entrada de patógenos). La vitamina A la podemos encontrar en ciertos alimentos como pueden ser la carne, el hígado, yema de huevo y algunas grasas lácteas. Por otro lado, la provitamina A podemos obtenerla en las Zanahorias, albaricoques o en boniatos, entre otros muchos alimentos.

La famosa Vitamina C

La Vitamina C, es una de las vitaminas más comúnmente conocidas. Esta vitamina es la que nos ayuda frente a gripes y resfriados. Esta vitamina la podemos encontrar en algunos cítricos, tomates, e incluso, en los pimientos.

Complejos vitamínicos

Por otro lado, en muchos herbolarios podremos encontrar complejos vitamínicos que pueden ayudarnos a fortalecer nuestro sistema inmune. Antes de tomar cualquier complejo vitamínico, debemos consultar con nuestro médico de confianza, para disfrutar de los beneficios de los mismos, pudiendo olvidarnos de las complicaciones específicas que los mismos nos pueden retribuir.

Por tanto y finalizando, con ciertos hábitos sencillos y saludables podemos conseguir un sistema inmune potente, fuerte y efectivo, el cual nos proteja de los distintos agentes externos nocivos a los que nos enfrentaremos a lo largo de nuestra vida.

Si deseas conocer otros productos naturales que pueden ayudarnos en nuestro día a día, no te pierdas el siguiente artículo: Los beneficios de las nueces para nuestra salud